¿Alguna vez has escuchado el nombre de Isha Judd o sabes quién es? Es una líder espiritual de origen australiano, pero, hasta el 28 de diciembre, yo no tenía idea de quién era, y mira que durante los últimos 2 años he leído mucho sobre crecimiento personal y espiritual, y he seguido a varios líderes, pero por algo, ella se me había escapado (dicen que todas las cosas y personas llegan justo en el momento indicado).

El 2019 fue un año, por calificarlo de alguna manera, complicado. Creo que aún no era ni noviembre y ya me sentía agotada física, pero sobre todo, emocional y mentalmente. Asumí cargas que no debía, me presioné demasiado con algunos proyectos, me saturé de cursos, diplomados y certificaciones, y una larga lista de etcéteras, que, en diciembre, lo único que quería era paz.

Un día, tras una meditación, así como cuando me vino a la cabeza (o corazón) la idea de querer una mascota y llegó Quinoa, mi shihtzu (ya les contaré la historia), surgió en mí la necesidad celebrar Año Nuevo de manera diferente. Automáticamente todo comenzó a alinearse. Mis hijos pasarían esa fecha con su papá, yo tenía días de vacaciones en la oficina que no había utilizado y, como caída del cielo, llegó a mí la información de un retiro de 9 días con Isha, en Manzanillo.

Era tanta mi necesidad de paz, de encontrar respuestas a muchas preguntas y de querer algo diferente para decidir qué hacer con mi vida en 2020, que no lo pensé. Leí un par de líneas de la página y llené el formulario de contacto. Al día siguiente, una de las maestras me envió un mail con información básica y el link de la película “Por qué caminar si puedes volar“, misma que no vi, y, a los dos días, ya había depositado mi apartado.

Aunque sería la segunda vez que viajaría sola en avión, realmente se trataba de mi primer viaje sola, pues la vez anterior había volado para asistir a la boda de una prima, por lo que llegué con mi familia, pero, en esta ocasión, todo sería diferente, comenzando porque dormiría con 4 mujeres que conocería al llegar ahí.

Quienes me conocen, saben que soy muuuy especial en muchos aspectos, entre ellos compartir el baño ¡y más si es con desconocidas! Pero esa vocecita interior me decía que tenía que vivir la experiencia, aunque, claro, a veces uno mismo se crea “conflictos” o pretextos para auto boicotearse, y no fui la excepción. Me decía, “mejor cancelo porque no hay nadie que cuide a Quinoa” o “mejor ahorro lo que me va a costar todo el viaje”… pero había algo más fuerte dentro de mí que me impulsó a encontrar los “por qué sí” y el 28 de diciembre tomé el vuelo a Manzanillo rumbo a una aventura que no imaginaba.

No quiero describir mucho, porque me encantaría que vivieras la experiencia como lo hice yo, sin expectativas, pero te puedo decir que cuando llegué, lo primero que pensé fue “¿qué hago aquí?” y el 5 de enero, cuando tenía que dejar el centro, lo único que pensaba era “quiero quedarme aquí 6 meses”.

Fueron días de mucha introspección, aprendizaje y risas por el grupo de amigas que formamos, que coincidimos en fecha y lugar porque así tenía que ser, porque todo es perfecto. Conocí y aprendí el Sistema Isha, que se basa en el amor propio y el desarrollo de la conciencia; moví emociones, reflexioné y sentí.

A pesar de que me formé como maestra en meditación y he practicado diferentes técnicas en los últimos años, puedo decirte que el Sistema Isha es algo completamente distinto, muy sencillo de llevar a cabo y con un acompañamiento único. Te puedo decir que ha sido el mejor regalo que me he dado a mí misma, algo transformador y es un camino que apenas inicia.

No se trata de meditación como la conocemos, sino de un conjunto de herramientas que nos llevan a vivir en el presente, partiendo del amor y nos reeduca a sentir y conectarnos con las emociones.

Y bueno, todo lo anterior te lo cuento porque del 12 al 19 de abril habrá nuevamente un retiro en el Centro Isha de Manzanillo y, probablemente, será el único del año, pues en junio inicia un programa de 6 meses, que concluye en noviembre, y el lugar estará destinado sólo para los alumnos que se inscriban a ese programa.

Te dejo aquí el link con la información y si requieres más datos, escríbeme a jane@healthybyjane.com y con mucho gusto te pongo en contacto con la persona indicada para que te explique a detalle.

 

https://ishajudd.com/centros-de-meditacion-isha-judd/mexico-isha-mexico/

 

Leave a Comment