Un buen hábito, sin duda, es la lectura. A través de los libros te puedes transportar a cualquier lugar, real o ficticio; puedes conocer, reírte, llorar y, sobre todo, aprender.

He de confesar que en el 2017 dejé dos libros a la mitad porque me enfoqué a las lecturas de mis certificaciones, pero uno de mis propósitos de este año es leer, por lo menos, uno al mes.

Aprovechando el pretexto del Día de Reyes, me escapé a la librería y pasé un par de horas ahí. No sabía por cuál decidirme, pero al final ganaron estos.

¿Tú ya sabes qué vas a leer este mes? Busca algún título que te enganche desde la introducción o el prólogo para que te sea más fácil terminarlo. Siempre es bueno buscar un momento del día y dedicarlo a nosotros mismos y que mejor que leyendo.

Si tienes hijos, acostumbra a leer con ellos algún cuento antes de dormir. Eso les ayudará a fomentar la lectura y, además, se crea un vínculo especial entre ustedes, digamos que es su momento especial 😉

Leave a Comment