Esta receta es ideal como desayuno, postre o snack para la tarde y les encantará a chicos y grandes.

La chía es una semilla con múltiples propiedades y beneficios para la salud, por lo que está catalogada como un super food o súper alimento. Además, es muy versátil, pues igual la puedes utilizar en aguas, como topping en un bowl de fruta, sustituto de huevo en recetas, para ensaladas, como empanizador y para gel casero, entre otros usos.

Posee calcio (🥛5 veces más que la leche), antioxidantes (🍒3 veces más que los arándanos), proteína (🥒2 veces más que cualquier verdura), fibra (🥖2 veces más que la avena), magnesio, manganeso, hierro, potasio (🍌2 veces más que el plátano), omega 3, vitamina E, ácido fólico y fósforo.

 

Ya que conoces algunos de sus beneficios, manos a la obra.

INGREDIENTES

📍1/4 taza de chía
📍1 taza leche de almendras o cualquier leche, preferentemente vegetal
📍1 cucharada de extracto de vainilla
📍1 puño de blueberries, fresas fileteadas, plátano o mix de los anteriores
📍5 nueces (opcional)
📍Una pizca de canela en polvo

PREPARACIÓN

📌 Una noche anterior, en refrigeración, deja hidratando en  la chía en la leche que elegiste y la pizca de canela.
📌 Por la mañana, mezcla los ingredientes y añade la fruta y nueces.

¡Listo! Rápido y delicioso.

Leave a Comment